De la estadística al manifiesto

He tenido que empezar la entrada de cero. Me había propuesto escribir una fascinante tesis sobre las bondades del video online y su impacto en el consumidor. Un escrito lleno de datos y gráficas irrefutables que dejasen con la boca abierta al lector, que le hiciese preguntarse qué diantres hace él/ella sin un video online, cómo es posible que haya sobrevivido todo este tiempo sin semejante regalo para la comunicación…

Pero me he aburrido a mi mismo. Es fácil encontrar en la red textos como el que describo, y es verdad que arrojan datos sorprendentes que hablan muy a favor de los videos en Internet. Se ha escrito mucho sobre este tema, así que os dejo algunas pinceladas por si tenéis interés.

Por qué tu marca necesita video (Infografía)

-  El estado del video marketing en 2013 (Video Infografía)

- Cómo aumentar el engagement utilizando el video

Son todo links de Hollybyte, que en mi opinión la fuente más completa en esto de la repercusión del video online.

Yo os voy a hablar de otra cosa, os voy a hablar de pasión. Porque cuando pienso en lo que nos ha motivado a empezar un proyecto como éste en los tiempos en los que vivimos no se me ocurre otra cosa, pasión y una buena dosis de locura optimista.

Todos sabemos como está la situación económica y los mucho que están sufriendo las PYMES. Entonces… ¿Por qué carajo hemos creado Old Port Films? ¿Acaso tenemos una secreto que nadie conoce que nos va a hacer millonarios? ¿Nos mudaremos a Silicon Valley, donde disfrutaremos junto al resto de genios 2.0 de nuestras divertidas oficinas llenas de futbolines, patinetes y máquinas e refrescos?

Pues mucho me temo que no es el caso amigos, ni tenemos una fórmula mágica, aunque si muchas ideas, ni esperamos codearnos con Zuckerberg y su cuadrilla. Sencillamente nos apasiona el cine, lo audiovisual, contar historias con nuestras imágenes. Y no podemos evitar el deseo continuo de trabajar en ello. Porque nos gusta lo que hacemos, porque queremos mejorar y nos queremos ganar la vida haciendo algo que nos llena.

No tenemos miedo al trabajo y a las noches en vela. No tenemos una fórmula mágica, pero ofrecemos soluciones diferentes. Escuchamos a nuestros clientes y nos adaptamos a ellos, porque son sus voces las que queremos hacer oír. Trabajamos con ilusión pero sobre todo con profesionalidad, porque creemos en lo que hacemos, sabemos que lo podemos hacer mejor que nadie.

Y sabemos que no somos una excepción, toda y cada una de las empresas que nos rodean tienen como mínimo una gran pasión, o al menos la tuvieron tiempo atrás. Nosotros queremos ayudar a contar esa pasión, esa historia, queremos presentar a las personas que se desviven por ese proyecto, explicar qué hay detrás del producto o servicio final que ofrecen.

Queremos que la gente escuche a los trabajadores, a los que se esfuerzan, a los que aman su oficio y no tienen miedo a dejarse la vida trabajando en lo que les gusta. Porque esa gente y sus proyectos son los que nos motivan todos los días y los que nos garantizan que todo va a salir bien.

Hablar de Crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto, trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora: que es la tragedia de no querer luchar por superarla.” – Albert Einstein

 

Comments are closed.